Skip to main content

La hernia abdominal se presenta cuando parte de algún órgano o tejido protruye o sobresale a través de un punto debilitado en la pared muscular alrededor del abdomen.

Muchas veces las personas ni siquiera se dan cuenta de que tienen una hernia abdominal hasta que se hacen exámenes de rutina.

Las hernias abdominales son muy comunes y lo ideal es tratarlas lo antes posible para evitar que desarrollen complicaciones más graves y fortalecer los músculos debilitados en la pared abdominal.

En la mayor parte de los casos, no hay una causa directa para que se presente una hernia.

El riesgo incrementa con la edad, sin embargo, existen algunas actividades y condiciones médicas que incrementan la presión sobre la pared abdominal que pueden facilitar que se desarrolle una hernia, como las siguientes:

  • Estreñimiento

  • Tos persistente

  • Fibrosis quística

  • Próstata agrandada

  • Esfuerzo para orinar

  • Sobrepeso u obesidad

  • Fluido abdominal

  • Levantar objetos pesados

  • Diálisis peritoneal

  • Dieta no balanceada

  • Consumo de tabaco

  • Esfuerzo físico muy intenso

  • Testículos no descendidos

Prevención de Hernias

Hay muchos factores que no se pueden controlar para evitar hernias abdominales, sin embargo, se pueden implementar hábitos para disminuir la tensión en los músculos abdominales como:

  • Evitar cambios de peso rápidos: tener una dieta adecuada es esencial para mantener constante el peso del cuerpo en niveles saludables.

  • Consumir suficiente fibra: la fibra ayuda a evitar el estreñimiento.

  • Evitar esfuerzos físicos muy intensos o hacerlo con mucho cuidado y con la técnica adecuada: es importante mantener la columna neutra en esfuerzos grandes.

  • Dejar de fumar: una tos crónica puede provocar o empeorar una hernia. Además, evitar fumar previene muchas otras enfermedades.

Complicaciones de las hernias

 

Como se mencionó anteriormente, es mejor tratar las hernias con tiempo para evitar complicaciones. Si una hernia no se trata a tiempo, puede crecer de tamaño y producir más dolor. 2 complicaciones comunes son:

  • Obstrucción: parte del intestino se queda atrapado en el conducto inguinal, causando náuseas, vómitos, dolor de estómago, y un bulto doloroso en la ingle.

  • Estrangulamiento: parte del intestino queda atrapado de una forma que corta el suministro de sangre. En tales casos, la cirugía de emergencia es necesaria para prevenir la muerte de los tejidos.

Si sospecha o nota que puede tener una hernia abdominal, no dude en contactarme y juntos, buscaremos la mejor solución para tratarla.

Si padecés de alguna condición médica que te gustaría ser evaluada, escribime

Analicemos eso que te inquieta

Agendar Cita