Skip to main content

¿Qué son las piedras en la vesícula?

Son depósitos sólidos que se forman dentro de la vesícula biliar. Estos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

Causas

La causa de los cálculos biliares varía. Hay dos tipos principales de estos cálculos:

  • Cálculos compuestos de colesterol: estos son el tipo más común. Los cálculos compuestos de colesterol no están relacionados con los niveles de colesterol en la sangre. En la mayoría de los casos, no son visibles en las tomografías computarizadas.
  • Cálculos compuestos de bilirrubina: estos se denominan pigmentarios. Se presentan cuando los glóbulos rojos se están destruyendo y hay demasiada bilirrubina en la bilis.

Los cálculos biliares son más comunes en:

  • Sexo femenino

  • Nativos estadounidenses y personas de descendencia hispana

  • Personas mayores de 40 años de edad

  • Personas con sobrepeso

  • Personas con antecedentes familiares de cálculos biliares

Además, estos factores también pueden hacerlo más propenso a la formación de cálculos biliares:

  • Trasplante de médula ósea o de órganos sólidos.
  • Cirrosis hepática e infecciones de las vías biliares (cálculos pigmentarios).
  • Diabetes.
  • Insuficiencia de la vesícula biliar para vaciar la bilis apropiadamente (es más probable durante el embarazo).

Síntomas

Muchas personas con cálculos biliares no tienen ningún síntoma. Estos con frecuencia se descubren cuando se toman radiografías de rutina, en una cirugía abdominal u otro procedimiento médico.

Sin embargo, si un cálculo grande bloquea un conducto o ducto que drena la vesícula, se puede presentar un dolor de tipo cólico en la mitad hasta la parte superior derecha del abdomen. Esto se conoce como cólico biliar. El dolor desaparece si el cálculo pasa hacia la primera parte del intestino delgado.

Los síntomas que se pueden presentar abarcan:

  • Dolor en la parte superior derecha o media del abdomen durante al menos 30 minutos. El dolor puede ser constante o de tipo cólico. Puede ser agudo o sordo.
  • Fiebre.
  • Coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica de los ojos (ictericia).

Otros síntomas pueden incluir:

  • Heces color arcilla.
  • Náuseas y vómitos.

Pruebas y exámenes

Los exámenes empleados para detectar la presencia de cálculos biliares o inflamación de la vesícula biliar incluyen:

  • Ecografía abdominal.
  • Tomografía computarizada abdominal.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE).
  • Gammagrafía de la vesícula biliar con radionúclidos.
  • Ultrasonido endoscópico.
  • Colangiopancreatografía por resonancia magnética (CPRM).
  • Colangiografía transhepática percutánea (CTHP).

Su proveedor de atención médica puede ordenar los siguientes exámenes de sangre:

  • Bilirrubina

  • Pruebas de la función hepática

  • Conteo sanguíneo completo

  • Enzimas pancreáticas

Tratamiento

CIRUGÍA

La mayoría de las veces, la cirugía no es necesaria, a menos que empiecen los síntomas. Sin embargo, las personas que planean una cirugía para bajar de peso pueden necesitar que les saquen los cálculos biliares antes de someterse al procedimiento. En general, las personas que tengan síntomas necesitarán cirugía inmediatamente o poco después de detectarse el cálculo.

La técnica que se utiliza más comúnmente se denomina colecistectomía laparoscópica. En este procedimiento, se hacen incisiones quirúrgicas pequeñas que permiten una recuperación más rápida. Un paciente a menudo pueden salir del hospital para irse a casa 1 día después de la cirugía.

En el pasado, casi siempre se hacía una colecistectomía abierta (extirpación de la vesícula biliar). Sin embargo, ahora esta técnica es menos común.

Se pueden llevar a cabo una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) y un procedimiento llamado esfinterotomía para encontrar o tratar cálculos biliares en el conducto colédoco.

MEDICAMENTOS

Se pueden administrar medicamentos en forma de píldoras para disolver los cálculos de colesterol. Sin embargo, estos fármacos pueden tardar 2 años o más en hacer efecto y los cálculos pueden retornar después de que el tratamiento termine.

En raras ocasiones, se introducen químicos dentro de la vesícula biliar a través de un catéter. El químico disuelve rápidamente los cálculos de colesterol. Este tratamiento no se utiliza con mucha frecuencia, debido a que es difícil de llevar a cabo. Los químicos empleados pueden ser tóxicos y los cálculos biliares pueden reaparecer.

Posibles complicaciones

El bloqueo por parte de los cálculos biliares puede causar hinchazón o infección en:

  • La vesícula biliar (colecistitis)

  • El conducto que transporta la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y los intestinos (colangitis)

  • El páncreas (pancreatitis)

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si presenta:

  • Dolor en la parte superior del abdomen.

  • Coloración amarillenta de la piel o de la esclerótica de los ojos.

Prevención

Los cálculos biliares no pueden prevenirse en la mayoría de las personas. En las personas obesas, evitar una baja rápida de peso puede ayudar a prevenirlos.

Si padecés de alguna condición médica que te gustaría ser evaluada, escribime

Analicemos eso que te inquieta

Agendar Cita